Google+ ORACIONES Y MAGIA BLANCA: EL ROSARIO (parte 7)
Suscríbete a ORACIONES Y MAGIA BLANCA
 
Alojado en egrupos.net

EL ROSARIO (parte 7)




LETANÍAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

La letanía es una rogativa o súplica que se hace a Dios, invocando la Santísima Trinidad, y por mediador a Jesucristo, la Virgen y los Santos. Las letanías más antiguas después de las de los Santos (año 595) son las de la Santísima Virgen. Llámense lauretanas o de Loreto, y fueron aprobadas por Sixto V en 1587.

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos.

Dios Padre. Creador del Mundo.
Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del Mundo,
Dios Espíritu Santo,
Trinidad Santa, un sólo Dios,
Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Cristo,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre intacta,
Madre incorrupta,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Madre de la Iglesia,
Virgen  prudentísima,
Virgen digna de Veneración
Virgen digna de Alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso honorable,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del Cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los ángeles,
Reina de los patriarcas,
Reina de los profetas,
Reina de los apóstoles,
Reina de los mártires,
Reina de los confesores,
Reina de las vírgenes,
Reina de todos los santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta al Cielo,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la Familia,
Reina de la Paz,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo: Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo: Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas en las necesidades que te presentamos. Antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración: Concédenos; Señor a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y por la gloriosa intercesión de la Bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de estas vida y gozar de las alegrías eternas. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


Con esto se pone fin a este resumido artículo sobre el rosario, y su historia. Durante la escritura del mismo he consultado diversas fuentes probadas de la tradición de la Iglesia y de los Santos Padres; y cuyo único fin es animarte a rezarlo todos los días, como una de tus armas más valiosas. En los corazones de Jesús y María.


MÁS SOBRE EL ROSARIO


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.