Google+ ORACIONES Y MAGIA BLANCA: EL ROSARIO (parte 1)
Suscríbete a ORACIONES Y MAGIA BLANCA
 
Alojado en egrupos.net

EL ROSARIO (parte 1)



UN POCO DE HISTORIA


Parece ser que hasta el siglo XII no hay testimonio alguno de que se rezara el Ave María, si no es como antífona en la liturgia. Antes de Santo Domingo se citan sólo cuatro o cinco casos de fieles que rezara el Ave María. El Santo fue el primero que consta mandara rezar el Ave María en sus Constituciones y sus discípulos, los primeros de quienes tenemos noticia que propagaron la devoción de rezar series de Ave Marías, meditando los misterios y juntando el rezo con genuflexiones, al modo que rezaba Santo Domingo. De acuerdo con la tradición se señala a Santo Domingo como fundador del Rosario, aunque no enseñara el a rezarlo precisamente en series de Ave Marías y distribuyendo como ahora la meditación de los misterios. Esta no se fijó hasta el siglo XV.

El Santo Rosario nos trae un cumulo de bendiciones al hogar o lugar en el que se reza. Según la tradición de los Santos Padres, tiene gran efecto sobre los espíritus malignos y es especialmente temido por el Diablo pues arranca a los pecadores más empedernidos de sus garras. El Santo Rosario está compuesto en su fondo y substancia de la oración de Jesucristo y de la salutación angélica, a saber Padre Nuestro y el Ave María.  Según la tradición fue dado por la misma Virgen María a Santo Domingo si bien en la forma en la que se reza actualmente no fue conformado hasta el año 1214.

Es importante rezarlo diariamente si no al completo por lo menos el rosario del día (es decir las 5 decenas correspondientes a su misterio) y está compuesto de los Misterios Gozosos, Luminosos (estos añadidos hace algunos años por el Pontífice Juan Pablo II), Dolorosos y Gloriosos. Comenzaremos pues por los gozosos (pues se recuerdan las situaciones de más alegría en la vida de Jesús y de María) en los que rememoramos la anunciación del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo por parte del Arcángel Gabriel a María (de dicho saludo precisamente proviene el Ave María), la visitación de María a su Prima Isabel (la madre de Juan el que sería el precursor de Jesús y que bautizaba en el Jordán), El nacimiento de Jesús en Belén, su presentación en el templo de Jerusalén, y el hallazgo del niño Jesús en el Templo.

Los misterios Luminosos son añadidos con bastante posterioridad por el Papa Juan Pablo II y representan otros aspectos importantes de la vida de Jesús como son: El bautismo de Ntro. Señor en el Jordán, la transformación del agua en vino en las bodas de Caná, el anuncio del Reino de Dios, la transfiguración del Señor y la rememoración de la última cena.

En los Dolorosos se recuerdan con más concreción los aspectos del sufrimiento humano de Ntro. Sr. Jesucristo en su Pasión como la Agonía de Ntro. Sr. en el Huerto de los Olivos, la flagelación, la coronación de espinas, el transito con la cruz camino del calvario y por último la crucifixión. Los misterios Gloriosos como su nombre indica toca los aspectos remarcables de la figura de Jesús y de María, como la resurrección de Jesús, la ascensión, la venida del Espita Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles, la ascensión y Coronación de María Santísima.

Desde que Santo Domingo estableció esta devoción hasta el año 1460 en que el Beato Alano de la Roche la renovó por orden del cielo, se le llamaba el salterio de Jesús y María porque contiene tantas salutaciones angélicas, como salmos contiene el salterio de David, no fue sin embargo la voz pública, que es la voz de Dios, la que le ha dado el nombre de Rosario (que significa corona de rosas) según la tradición.

No en vano se dice "Qui elucidant me vitam aternam habebunt" (los que me den a conocer tendrán la vida eterna), porque este será el fin de los que propagan dicha oración, según la misma Virgen dio a conocer en muchas de sus apariciones de las cuales han sido reconocidas como "verdaderas" por la Santa Madre Iglesia.

El Rosario es una de las oraciones más completas de la cristiandad y sin embargo ha sido comúnmente relegada tradicionalmente como un "rezo" propio las mujeres o de los niños y nada más fuera de la realidad, es un resumen de las oraciones más importantes que todo cristiano ha de tener siempre en su boca y en su corazón, a saber: contiene el Credo o Símbolo de los Apóstoles que se suele rezar sobre la cruz del Rosario, por ser un resumen de las verdades cristianas, es una oración de gran mérito, porque la fe es la base, el fundamento y el principio de todas las verdades cristianas, contiene el Padre Nuestro u oración dominical pues tiene por autor no a un ángel o a una persona docta, sino al mismo Jesucristo, el Ave María que es la oración más repetida en el rosario y resume en la síntesis más concisa toda la teología cristiana sobre la Santísima Virgen. Se encuentra en ella, una alabanza y una invocación; el Gloria que culmina cada decena de Ave Marías.

En suma el Rosario es la meditación de la vida y pasión de nuestro Señor Jesucristo.

Según la tradición San Francisco de Sales, el gran director de las almas espirituales de su tiempo, hizo voto de rezar el Rosario completo, todos los días de su vida. San Carlos Borromeo lo rezaba también todos los días y recomendaba encarecidamente esta devoción a sus sacerdotes y eclesiásticos en los seminarios y a todo su pueblo.


El Beato Pío V, uno de los Papas más eminentes que gobernaron la iglesia, rezaba todos los días el Rosario. Otros como: Santo Tomás de Villanueva, Arzobispo de Valencia, San Ignacio, San Francisco Javier, San Francisco de Borja, Santa Teresa de Jesús, San Felipe de Neri y muchos grandes hombres que no cito, han ejercitado esta devoción.


MÁS SOBRE EL ROSARIO


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.