Google+ ORACIONES Y MAGIA BLANCA: EL ROSARIO (parte 2)
Suscríbete a ORACIONES Y MAGIA BLANCA
 
Alojado en egrupos.net

EL ROSARIO (parte 2)



BENEFICIOS DEL REZO DEL ROSARIO


Si el rezo del Rosario va acompañado con la meditación de los misterios (recomendado por los Santos Padres y por la misma Virgen en muchas de sus apariciones por el mundo) nos otorga los siguientes beneficios:

    Nos lleva al conocimiento de Jesucristo, tanto por los sufrimientos como alegrías sufridos por Él en su vida terrenal.
    Purifica nuestras almas del pecado.
    Nos permite vencer a nuestros enemigos (con toda garantía sobre todo los espirituales, recuerda que es una valiosa arma contra ellos, ya recomendada en muchos casos de posesiones y exorcismos a lo largo de la historia) y los reprende.
    Facilita la práctica de las virtudes.
    Nos abrasa en el amor a Jesucristo.
    Nos consigue de Dios muchas y valiosas gracias, entre ellas el perdón de muchos pecados.
    Atrae multitud de bendiciones sobre la persona que los reza y sobre su familia y hogar.
    Nos pone bajo la protección y el amparo de la Santísima Virgen, la cual nos tendrá un especial cariño desde el primer día que empecemos a rezarlo.
    Nos ayuda a eliminar muchos de los pecados y "malos hábitos" sobre todo a combatir los relacionados con la castidad.
    Ahuyenta y pone en fuga a determinados "entes" malignos que pudiera haber en el hogar. Y una recomendación (del mismo autor de este blog) muy buena es llevar un rosario si es posible "bendecido" sobre el cuello lo cual nos proporcionará gran protección, de probada eficacia por la tradición y por la vida de muchos Santos Padres, junto con el rezo diario del mismo.

En resumidas cuentas, el Rosario es un resumen de la vida de Jesucristo y la Virgen María, por lo que es muy conveniente el rezarlo por toda persona que se sienta cristiana.

Pertrechémonos con esta arma de Dios, y quebrantaremos la cabeza del demonio y viviremos más tranquilos contra todas sus tentaciones.

San Agustín asegura que no hay ejercicio tan saludable y útil para la salvación como pensar con frecuencia en los sufrimientos de Nuestro Señor. El Beato Alberto el Grande, maestro de Santo Tomás, supo por revelación que el solo recuerdo o la meditación de la pasión de Jesucristo es más meritorio para el cristiano que ayunar durante un año todos los viernes a pan y agua o rezar todos los días cualesquiera oraciones. La Santísima Virgen reveló al Beato Alano de la Roche, que después del santo sacrificio de la Misa, que es la primera y más viva memoria de la pasión de Jesucristo, no había devoción más excelente y meritoria que el Rosario, que es como la segunda memoria y representación de la vida y pasión de Jesucristo.

El R. P. Dorland refiere que la Santísima Virgen, dijo un día al venerable domingo (cartujo), devoto del Rosario, que residía en Tréveris el año 1481: "Cuantas veces rezan los fieles, en estado de gracia, el Santo Rosario con la meditación de los misterios de la vida y pasión de Jesucristo, obtienen plena y completa remisión de sus pecados".  Según el Beato Alano de la Roche y muchos Santos Padres, los que practiquen dicha devoción se iniciarán el oración mental, conduce a la imitación de Jesucristo, a la frecuencia de los Sacramentos, a la práctica solida de las virtudes y toda clase de buenas obras, a ganar preciosas indulgencias concedidas por la Iglesia a los largo de los siglos, y según el mismo beato:

    Peccatoribus praestat poenitentiam; los pecadores obtienen el perdón.
    Sitientibus stillat satietatem; las almas sedientas se sacian.
    Alligatis adducti absolutionem; los que están atados ven sus lazos deshechos.
    Lugentibus largitur loetitiam; los que lloran hallan alegría.
    Tentalis tradi tranquilitatem; los que son tentados, la tranquilidad.
    Egenis expellit egestatem; los pobres son socorridos.
    Religiosis reddit reformationem; los religiosos son reformados.
    Ignorantibus induit intelligentiam; los ignorantes instruídos.
    Vivis vincit vanitatem; los vivos triunfan de la vanidad.

    Mortuis mittit misericordiam per modum suffragii; los muertos son aliviados por medio de sufragios.


MÁS SOBRE EL ROSARIO


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu comentario es muy importante para nosotros. Gracias por tomarte la molestia. Los Comentarios tipo cadena o que sean inapropiados no seran publicados. Gracias por la comprension.